Julia Alvarez Iguña

Julia Alvarez Iguña
Lic Julia Alvarez Iguña

Vida Cotidiana

Psicología on Line

Psicología on Line
www.juliaiguna.blogspot.com.ar/

Psicología aplicada al Golf

Que tu sello personal sea el manejo de la atención


Todo estímulo o información del exterior es incorporado por medio de los sentidos: la vista, el oído, el tacto, procesada según el umbral de sus receptores y analizadores (visuales-motores) y según sus propias necesidades, experiencias y motivaciones.

Por medio de una señal eléctrica la información llega al cerebro donde se procesa y agrega el material almacenado en la memoria, junto a la emoción, la imaginación y las experiencias. Esta captación binaria del exterior es una interpretación fragmentada; pasa de lo difuso a lo nítido a través de nuestras interpretaciones. Por lo tanto siempre tomamos la realidad según el material consensuado por nosotros, de acuerdo a nuestro interés y según aspectos defensivos contra posibles perturbaciones o amenazas

Por medio de un principio de economía general solo captamos lo que es útil en nuestra acción presente. Diariamente nuestro cerebro procesa 400.000 millones de bits de información por segundo pero sólo somos conscientes de 2.000 bits, es decir, un 0,0000005 %...Si tuviéramos abiertos todos los receptores de decodificación, entraríamos en confusión, ya que ante la entrada de gran información no se podría codificar. Cuando el caudal desborda el filtro de entrada nos desorganizamos, tensionamos.
Por eso la percepción tiene un carácter selectivo ya que no reaccionamos a todos los estímulos sino que, por medio de la atención, enfocamos lo que nos interesa ignorando lo irrelevante.

Un ejemplo de lo anterior se puede ver en el video. Haz este test: Tenés que prestar mucha atención y contar el número de pases que realiza el equipo de blanco. Para que el experimento sea válido, lo tenés que hacer en una única visualización del video.

video
En este experimento la cantidad de pases no es lo importante. La cuestión es: ¿has visto el animal que se pasea entre los jugadores? Si no lo crees volvé a mirarlo.
Esto es lo que pasa; al estar concentrado el cerebro de forma inconsciente, descarta la información "innecesaria". Lo importante no era ver al animal sino contar los pases. Ya que no podés hacer dos cosas a la vez, si mirás al animal no podes contar y viceversa.

Bueno, ésto es lo que te sucede en una competencia. En situaciones de presion, es muy difícil atender a tu compañero, al adversario, al grito del entrenador, al canto de la hinchada, mirar la pelota, pensar en demasiadas cosas, ya que tu cerebro no lo puede hacer. Se desconcentra y no sabe que es lo esencial y que lo descartable.
Cuando algo se convierte en un desafío es más difícil centrarse, lo mismo que cuando el reto es fácil. Por eso los entrenadores deben lograr que el equipo se interese en lo que está entrenando aumentando el interés en las prácticas, programando entrenamientos activos para producir un sentimiento de responsabilidad, aumentar su motivación y por ende la atención.

¿Como tiene que ser tu atención?


La atención externa debe estar centrada en la acción presente, el movimiento del adversario, la intercepción de una pelota, mientra que la atención interna se centra en operaciones mentales como recordar situaciones buenas de juego, enfocarse en la respiración, en chequear zonas musculares tensas para relajarlas. La emoción no entra en el proceso.
También debemos aprovechar y usar nuestros estados óptimos de atención para desorientar al adversario por medio de falsos movimientos, distraerlo llevándolo a costosas estrategias con gran demanda de elaboración de información.
Asimismo debes aprender a no realizar siempre la misma jugada ya que predispone al adversario a aprender a leer tu juego preparándose a esa respuesta. Por lo que el juego debe ser dinámico, cambiante, sorpresivo, variado, obligando continuamente al rival a entrar y salir de su campo atencional.

Ya que estamos en tiempo del mundial de futbol, podemos recordar lo sucedido en el partido entre Argentina y Alemania, donde en penales, el arquero Lehmann llevaba guardado en la tobillera un trozo de papel con los nombres de siete jugadores argentinos que podrían tirar penales, así como la forma en la que solían hacerlo. Antes de cada tiro penal, Lehmann sacaba el papelito con una doble intención: informarse sobre el rival y ponerlo nervioso desconcentrándolo. Por ejemplo con Roberto Ayala, sabía que debía concentrarse en la pierna con la que tiraría, y en el caso de Esteban Cambiasso, quedarse en el centro del arco y esperar con paciencia. Este es un claro ejemplo donde ante situaciones de gran presión tendemos a repetir siempre lo mismo buscando la seguridad y la confianza en lo conocido.
El famoso papel

La atención también varía de acuerdo al grado de habilidad física y mental del atleta, ya que en su entrenamiento, pasamos de un proceso controlado a uno automático. Una buena jugada depende de la cantidad de espacio atencional que ocupa en tu mente. Por ejemplo un principiante ante nuevas técnicas tendrá más ocupada su atención en la tarea, en no equivocarse y no en el movimiento del adversario o situación de cancha. En cambio el experimentado y seguro, actuará de manera automatizada pudiendo atender los movimientos del rival con la capacidad de poder mantenerla a pesar de posibles distracciones como gritos, cantos, etc., o refocalizarla rápidamente si ésta se ha desviado del objetivo.

La habilidad atencional es una de las más importantes y es la base para poder desarrollar las demás. Es un estado donde el jugador está completamente perdido en su acción, la realidad exterior desaparece siendo reemplazada por otro entorno propio. Requiere un pequeño pero constante esfuerzo para estar centrado en el presente, sin críticas personales, ni búsqueda de reconocimiento, jugando por su propio deseo y el placer que una buena jugada genera.
El secreto para una buena atención es no pensar, aquietar la mente, respirar. En el video que viste anteriormente, el jugador se toma su tiempo para concentrarse, respira, dice una palabra disparadora “clear the mechanism”, preparando los mecanismos, para centrar la mente en el objetivo. Luego todo es silencio, el resto del mundo desaparece, solamente está él, su compañero y su jugada. Cada deportista debe elegir una palabra que lo conecte con ese estado mental, llamado también “estar en la zona”
Entrená tu atención y que ésta sea el sello personal que te caracterice.

0 comentarios: